viernes, 28 de marzo de 2008

"Historias virtuales en la ciudad de Lima" Guión y dibujos: Juan Carlos Delgado














11 comentarios:

badmancomic dijo...

El dibujo me parece excepcional. Muy bueno.

La historia también es magnífica.

¿Porque dos personas hablen cara a cara están conectadas? Siempre ocuparan posiciones sociales distintas.

Me parece interesante cómo el rol tradicional de la familia se ve alterado por la presencia del televisor. Claro que un análisis más despiadado indicaría que el mostrado es sólo el ideal de un tipo de familia correspondiente a una clase social.

En cualquier caso, es una gran historieta. El vacío existencial puede superarse afirmando que la existencia tiene sentido y que nuestra existencia individual tiene sentido. Afirmemos esto y nuestro subconsciente nos mostrará nuestra misión en la vida.

Las corporaciones no onligan a nadie a encender el televisor ni a usar celular ni a jugar videojuegos. Son los individuos los que se rinden a las sugestiones.

Juan Carlos Delgado dijo...

Gracias por los comentarios. Aunque también es notable que con toda la publicidad que recibimos en Internet, mensajes de texto, papelería debajo de la puerta, radio, cine, TV y paneles publicitarios, nuestra pirámide de necesidades está bastante alterada.

Juan Carlos Delgado dijo...

Sobre la conexión, me parece que la capacidad de empatía que puede desarrollar una persona para con sus semejantes se verá mellada en la medida que sus relaciones sean predominantemente mediadas por algún aparato. No es casualidad que se dicten tantos talleres de integración en las empresas donde la gente ande abrazándose y agarrada de las manos.

Cada día nos toleramos menos. Según Marco Aurelio Denegri, podemos soportar a otra persona un máximo de 4 horas.

La reducción de la atención y de la conciencia a la pantalla del monitor también es notable.

Juan Carlos Delgado dijo...

El caso de la familia es particular. La historieta está armada de esa manera, una cadena de anécdotas.

Una propuesta alternativa involucraría un trabajo de investigación más profundo, pero el evidenciar cosas es un primer paso sobre el cual pueden trabajarse proyectos más integrales.

Gracias nuevamente por sus comentarios. Respeto mucho su trabajo.

badmancomic dijo...

¡Hola de Nuevo!

¡Yo también admiro mucho su trabajo!

En "Historias virtuales en la ciudad de Lima" la continuidad es excelente. Tal vez es la mejor película peruana por filmar.

Respecto de la pirámide de necesidades...

"con toda la publicidad que recibimos en Internet, mensajes de texto, papelería debajo de la puerta, radio, cine, TV y paneles publicitarios"

de la lista tenemos que para recibir publicidad:
1)necesita acceso a internet y capacidad de uso del sistema
2) una puerta por debajo de la cual pase papelería; y adosada a la puerta, algún tipo de morada que invite a sugerir el consumo mediante papelería
3)hay que tener un aparato de radio y conexión eléctrica y disposición para escucharlo
4)hay que poder pagar la entrada a la sala de cine y prestar atención a lo que se proyecta en la pantalla
5)hay que tener un aparato receptor de ondas televisivas, conexión eléctrica, encenderlo y disposición para escucharlo
6)hay que saber leer para leer los paneles publicitarios, hay que deambular por la vía pública, hay que tener una atención suficientemente difusa (sin concentrar) para prestar atención a los paneles.

Yo observo que se necesita una base material bastante amplia para poder comenzar a ser incentivado al consumo según la enumeración planteada. Además, todas esas formas de incentivo están relacionadas con tiempo que no es productivo directamente, con tiempo en el que no se produce mercancías con atención concentrada.

Me provoca concluir que el concepto "pirámide de necesidades" ya está tan construido culturamente como debe estarlo un "consumidor" para comenzar a "consumir" (por ejemplo saber leer o entender el lenguaje audiovisual). Me da la impresión que esas formas de "incentivo al consumo" son otras formas [creativas si se quiere] de ser improductivo, de "pasar el rato" antes de fallecer. [Claro que ser productivo o improductivo es igualmente relativo de acuerdo a quién lo defina].

Respecto de la empatía, me parece que la empatía se desarrolla en base a la capacidad de sugestión. Por ejemplo: en la cita a Marco Denegri, se está utilizando un nombre supuestamente prestigioso, de un ser con "autoridad", cuya única existencia para mí es su posible aparición en televisión (o "En Un Marciano Llamado Deseo") pero cuya realidad para mí es nula (prácticamente). Esta táctica de citas se basa en una sugestión previa sobre quien lo recibe. Igualmente podría argüirse que según Maks Mamani, podemos soportar a otra persona un máximo de 800,000 años. ¿Quién es Maks Mamani?. Maks Mamani es el Presidente Del Lado Oscuro De La Luna y ocasionalmente viene a visitarme en su doble etérico. ¿Hay alguna diferencia entre Maks Mamani y "Marco Aurelio Denegri" para mí? Son casi idénticos, porque el "Marco Aurelio Denegri" que conozco es un montón de ondas electromagnéticas (si se cree en esto), reordenadas en el aparato receptor de televisión.

Y volviendo a la mediación por instrumentos, al parecer la mediación aumenta la capacidad de influencia de un individuo sobre sus semejantes. Por ejemplo, "Marco Aurelio Denegri". Yo ignoro si existe el ente, pero si aparece en "televisión", asumimos que guarda algún valor. En el caso de los actores y actrices y cantantes, es conocido que generan seguidores aunque aparezcan en televisión, aún la idea de que hay un "presidente" logra solificarse en nuestros cerebros gracias al instrumento que reproduce la imagen y "voz" de un individuo en particular.

Los instrumentos ayudan, por ejemplo, en toda ceremonia religiosa o ritual, hay una manipulación específica de los objetos sagrados. El objeto ayuda a concentrar la atención de los asistentes y a caer en trance. (En el teatro, el uso de máscaras es un instrumento. En la vida cotidiana, la palabra hablada o escrita es un instrumento. Los conceptos son instrumentos. Las creencias son instrumentos para vivir).

La comunicación directa también está sometida a la sugestión, el trance, la hipnosis. La relación a través de instrumentos es una extensión de la relación cara a cara.

Desde mi perspectiva, afirmar que cada día nos toleramos menos es tan válido como afirmar "cada día nos toleramos más". Por ejemplo: Las reglas de tránsito son seguidas por muchísimas personas. Si realmente se tolerasen menos, cruzarían más a menudo las luces rojas, sobre los peatones, la calzada y cambiarían de vías de ida y venida a placer. El ejemplo es extensivo a todas las instituciones, por ejemplo, los colegios. Los estudiantes se toleran gracias a "una autoridad" o a un conjunto de "autoridades" que restringen su capacidad de movimiento a unos cuantos metros en un local cerrado. Los alumnos llegan a aceptar la situación gracias a constantes sugestiones desde el nacimiento. Si realmente tolerase poquísimo a "la autoridad", los colegios serían inexistentes. Y aún existen países nuevos cada día, cuyos integrantes eligen tolerarse entre sí. Que existan discrepancias fundamentales, es parte del sistema de tolerancia general. El policía con su pistola, es un elemento de sugestión para la vivencia de "la tolerarancia".

Que se preste atención a la pantalla del televisor me parece que se debe a que tiene un discurso estructurado muy bien montado. La mayor parte de las personas carece de un discurso bien organizado y emitido con energía. Los productos televisivos resultan más atractivos. Además se puede elevar el volumen o bajarlo a voluntad. ¿Es posible hacer que el interlocutor baje el tono de voz o lo eleve a voluntad? ¡Es una gran ventaja!

Me gustó mucho la integración de las anécdotas, como en un sueño. Es un método muy bueno para entretener. La sugestión hace que estemos en trance la mayor parte del tiempo. La mayor parte de las personas ya tiene su idea sobre el mundo formada. Se vive soñando.

¡Gracias por escribir una respuesta!

¡Mucha muy buena suerte!

Lutumnia dijo...

mi vieja y mi viejo dicen q cuándo me vienes a visitar :) te vas a perder mi estado mínimo de ocupación del espacio.

pd: esta paja ese polo negativista yo también quiero uno pero de mi talla ps..

pd2:está bien chévere la página, también existen los
blogger-recopilatorios?

pd3:con respecto al consumismo...dicen por ahí las malas lenguas (que en este caso particular deben tener el mismo nivel de credibilidad que Marco Aurelio Denegri o Maks Mamani)que cada uno tiene lo que se merece, nadie puede ser manipulado contra su voluntad (sin el uso violento de métodos invasivos y/o drogas)

Juan Carlos Delgado dijo...

Estimada Camila: voy prontito a visitarte. Espero conseguir un polo de tu talla.

Te cuento una historia triste antes de dormir: la madre de un amigo sufría de asma y prefirió comprarse un TV estéreo de hi definition y etc. a pagarse sus medicinas. A la semana siguiente, falleció de un ataque de asma.

Tengo la impresión que muchas personas (espero tú no estés entre ellas) han asumido que ciertas necesidades creadas (como estar fashion o tener el último modelo de celular) están por encima de sus necesidades básicas o vitales (como cuidar su salud o tener una buena nutrición).

Espero verte pronto.

Y badmancomic, empatía y sugestión son cosas distintas.

Le recomiendo que transite por la Av. Abancay para que replantee sus opiniones sobre la tolerancia ciudadadana.

Puede seguir disfrutando de sus programas de TV en el volumen que mejor le parezca. Yo prefiero leer a Sartre.

badmancomic dijo...

¡Hola De Nuevoooooo!

Me encanta esto de los comentarios...

Es verdad que la Avenida Abancay es una avenida muy linda. Es de doble tránsito, tiene interesantes tiendas a lo largo de ella (como Hiraoka), hay instituciones de importancia nacional (como el Congreso de la República del Perú). Está a poca distancia la Escuela Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú. Allí nomás figura el Museo de la Santa Inquisición. Unos pasos más y encontramos San Francisco. O para quienes desean hacer turismo literario encontramos Jr. Amazonas. El Parque Universitario, bella joya histórica se encuentra en uno de sus extremos colindante con la Casona de San Marcos.

La Av. Abancay es una institución nacional. Uno de los blogs más interesantes que he encontrado, [interesante no significa que lo apruebe o comparta sus gustos], comienza refiriéndose a tan dinámica avenida.

(aquí la dirección, para quienes posean libreta electoral y voluntad de realizar estudios antropológicos:

http://drmonique.blogspot.com/ )

Me gusta de las palabras porque carecen de contenido real. Todo depende de cómo se las defina. Y como todos las definimos a nuestro entender, en realidad tienen poco valor más allá de instrumentos de sugestión, de utensilios hipnóticos.

MMM.... respecto del Sr. Sastre... desconozco sus obras, aunque admito que lo escucho mencionar a menudo cuando se tocan temas de corte y confección. Parece que tiene una fama muy bien ganada... [sólo pretendo ser gracioso y de ningún modo pasarme de listo].

¡Qué lindo el mundo! Hay tanto tolerancia como para que yo pueda ver la serie de televisión sobre el exitoso "Chapulín El Dulce" (una maravillosa teleserie que nos muestra cómo es posible triunfar en nuestro país), mientras millones de otras personas se dedican a otras actividades, como por ejemplo leer al Sr. Sastre.

Concuerdo con la simpática comentarista lutumnia. Me interesaría saber si existe algún método de comparar voluntades. Porque... si el ente A tiene una voluntad menor que el ente B y conversan entre sí y el ente B convence al ente A... ¿ha doblado su voluntad? ¿Cuál es la relación entre voluntad y objetivos planteados? ¿Cómo se define la voluntad?

Respecto del asma... según Jeremías Mamey [famoso médico brujo del planeta Marte], el asma es una enfermedad psicosomática. Es decir, comienza por la cabeza de la paciente. Tal vez el televisor la ayudaba a sobrevivir más que los broncodilatadores. Ignoramos los detalles de su entorno familiar. Tal vez falleció porque la criticaron por ver "La Gran Sangre Cuarta Temporada" como cualquier persona normal y la obligaron a escuchar un discurso que le molestaba... por ejemplo: "¡MORIRÁS por disfrutar de esa serie de televisión en lugar de comprar medicinas!". Así cualquiera se aterra y fallece de lo que sea...¡!

Las necesidades "básicas o vitales" me parecen sumamente relativas. Si todos somos distintos... ¿cuánto hay que comer? ¿cuánta actividad física hay que realizar respecto de lo ingerido? ¿depende de la talla y el tipo físico? ¿depende de las relaciones entre las clases sociales? Al parecer escribir de "necesidades básicas o vitales" es un modo general de hablar... Para el suicida, su necesidad vital es exterminarse. Y también para los patriotas de distintas naciones en tiempos de guerra. ¿O tal vez deberíamos organizar la vida social con cartilla de racionamiento de acuerdo a un esquema de "necesidades básicas" general aplicable a sangre y fuego?

En cualquier caso, ¡un placer comentar aquí!

¡Muy buena suerte! Y recuerden:
"Lo Semejante Atrae A Lo Semejante"

Carlos Daniel dijo...

Hey!! oe que paja tu blog, te falto decir que los "locutorios" son los que malogran los telefonos publicos cercanos,,,xq sera,,,, jajaja,,bueno, yo hoy empiezo un VLOG en mi canal de youtube,,me recontra intersaria que lo pudieras(n) ver, http://www.youtube.com/user/cedegece
ojala puedan responder. seria genial en verdad.

nos vemos,,
chaufas

Juan Carlos Delgado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Carlos Delgado dijo...

Genial, Carlos Daniel. Visité tu canal en youtube (entro poco a internet la verdad), buena iniciativa. Te comento que hay varios grupos como la "Casa Cultural Martín Olivos" o "El Colectivo", que también están planteando cosas interesantes.

Tienes mi correo.

Buena suerte y hasta pronto,

- JC